Titulares
Sepor-derribo-1

Comienza el derribo del Recinto Ferial de Santa Quiteria, sede histórica de SEPOR

Visualizaciones: 438

El derribo del Recinto Ferial de Santa Quiteria, de Lorca, es el paso previo a la construcción de un nuevo Auditorio y Palacio de Congresos que se situará entre los primeros de la Región de Murcia. Un espacio ampliado en el que tendrán cabida las futuras ediciones de SEPOR.

Accedemos al recinto en obras con Patry Bermúdez Navarro, que ostenta la Gerencia del certamen desde 2007, siendo la primera mujer en acceder al cargo. Veterinaria de profesión, con una larga experiencia profesional, de su paso por SEPOR se recordará sobre todo la introducción de la cabaña aviar y la transición entre el antiguo recinto que ahora visitamos y las futuras instalaciones que se erigirán en el mismo lugar.

– Patry, ¿qué se siente al ver la demolición de este recinto con tanta historia?

– Pues se siente sobre todo añoranza, tristeza, un poquito de nostalgia… date cuenta de que este recinto ha sido la sede de SEPOR desde sus inicios en 1968. Pero, por otro lado, se siente alegría porque es para mejorar; las instalaciones estaban ya muy deterioradas, y vamos a contar en breve con un nuevo recinto, con muchas más prestaciones.

Patry Bermúdez
Patry Bermúdez en un momento de la entrevista

– Un lugar histórico para los lorquinos.

– Ya lo creo; uno de tantos. Vinculado, en este caso, a una cultura, una profesión… a la agricultura y la ganadería, que dan tantísimo empleo en el Guadalentín y en toda la Región. No olvidemos que el recinto también ha sido sede de otras ferias muy importantes como Feramur, Fericab… además, ha acogido todo tipo de acontecimientos y exposiciones. Pero, como decía antes: el derribo es para mejorar.

– Y este año, ¿cómo se va a organizar SEPOR?

– Este año celebraremos la 48ª edición de SEPOR en el Huerto de la Rueda, a muy poca distancia de aquí. El Ayuntamiento ya ha diseñado unos planos, con los que estamos trabajando, para que el Certamen no se resienta. Dos de los pabellones actuales se van a trasladar a ese recinto; también se van a montar varias macrocarpas para otras infraestructuras como el pabellón de porcino, el de muestras, salones de actos, oficinas, espacios para las jornadas técnicas y el Simpósium Internacional de Porcinocultura… En realidad vamos a tener más sitio del que teníamos hasta ahora. Ya hemos mandado los boletines para hacer la reserva de espacio, y tenemos más del 70% de los expositores confirmados. Al tener más sitio físicamente, este año podremos atender más solicitudes que en otras ediciones no habíamos podido ubicar.

– Lo que sí cambian son las fechas.

– Así es. Esta edición de SEPOR tendrá lugar del 3 al 6 de noviembre. Unas semanas después del calendario tradicional, pero en septiembre no podía ser: septiembre es el mes de las ferias en Lorca, y precisamente el Huerto de la Rueda acoge la tradicional Feria y Fiestas de la ciudad. Pero creo que noviembre también es un mes muy interesante, que no interfiere con otras actividades.

Repasamos un poco la historia de este lugar, próximo al río Guadalentín, al núcleo urbano y a la patrona, la Virgen de las Huertas, muy querida por los lorquinos. El recinto lo inauguró en 1951 la empresa Mercasa (Mercados Murcianos); posteriormente fue cedido al Ayuntamiento de Lorca. SEPOR nació en 1968, gracias al tesón de un grupo de personas. “Un grupo de personas -indica Patry- que iniciaron con un tremendo esfuerzo un camino recto y seguro; y así lo demuestra el tiempo transcurrido desde su creación hasta este momento“. A lo largo de su trayectoria, SEPOR ha contribuido a ampliar y conservar el Recinto Ferial de Santa Quiteria con su presupuesto y esfuerzo.

SEPOR tuvo una primera etapa como certamen provincial entre 1968 y 1970. Posteriormente se transformó en una feria del Sudeste español, con la participación de las diputaciones provinciales de Almería, Albacete, Alicante y Murcia. Finalmente, en 1976, el ministerio de Agricultura le dio la categoría de Semana Nacional del Ganado Porcino.

En 1999, a petición de distintas empresas y organismos, SEPOR dejó de ser un certamen monográfico porcino y se abrió a otras especies ganaderas como el bovino, ovino y caprino. El año pasado se introdujo por primera vez la raza aviar, y ahora el reto es conseguir la internacionalización del certamen, aprovechando que dispondrán de las instalaciones adecuadas para ello.

– ¿Qué función cumple SEPOR?

– SEPOR ha servido desde el principio para la mejora genética de nuestra cabaña porcina, la más importante en nuestra Región. Siempre hemos contado con la participación de las mejores granjas de ganado porcino selecto; gracias a ello, las empresas del sector y los propios criadores han podido mezclar a sus hembras con los ejemplares más selectos. No sólo murcianos y del resto de España, sino de otros países con el prestigio de Bélgica, Francia y Alemania.

“Ya sólo por eso, por la mejora genética conseguida, habría sido imprescindible un certamen como el nuestro -sigue diciendo-; pero es que, además, SEPOR se ha convertido en un punto de encuentro inmejorable para todas las empresas relacionadas con el sector agroalimentario. Ganadería, agricultura, maquinaria… vienen al certamen, dan a conocer sus productos, establecen contactos comerciales, captan nuevos clientes, consolidan los que ya tienen… SEPOR es además el punto de encuentro entre empresarios, técnicos, investigadores, políticos, periodistas, ganaderos… llegando hasta el consumidor, que al fin y al cabo es del que depende todo el sector. Por todo eso nos hemos convertido en una gran Feria Ganadera, Industrial y Agroalimentaria”.

– Y luego está el Simpósium…

– Por supuesto, es un elemento fundamental. El Simpósium Internacional de Porcinocultura empezó a celebrarse en 1988, y su objetivo es que los técnicos y las empresas estén bien informados sobre la situación y retos del sector. Hasta el momento, en el Simpósium han participado más de 600 ponentes, provenientes de toda Europa, Estados Unidos, Canadá, Sudamérica, China…

Vamos saliendo del Recinto Ferial, pero Patry se resiste a marcharse.

– Mira -nos cuenta- todos los años llegabas a este recinto y te encontrabas con compañeros veterinarios, empresarios, periodistas, comerciales, autoridades… gente comprometida con nuestro sector primario. Veías además la cara de ilusión de los zagales, fascinados por nuestro chato murciano, por todo el despliegue de animales, vacas, ovejas segureñas, cabras murciano-granadinas… En fin, sólo serán un año o dos, y yo confío en que la edición del cincuentenario nos encontrará estrenando un recinto ferial nuevo, y consiguiendo la internacionalización de nuestra Feria.

Comentarios: 0

A %d blogueros les gusta esto: