Los trabajadores del sector veterinario al fin tendr√°n un convenio colectivo de √°mbito estatal. Tras d√©cadas regidos por los m√≠nimos del Estatuto de los Trabajadores, patronal y sindicatos firmaron este jueves en Madrid el primer Convenio Nacional de Centros y Servicios Veterinarios. Entrar√° en vigor durante los pr√≥ximos meses y tendr√° efectos de obligado cumplimiento desde el d√≠a 1 de enero de este a√Īo.

Afectar√° a las 25.000 personas que trabajan para las 7.000 empresas que desarrollan servicios veterinarios privados en Espa√Īa: cl√≠nicas, granjas, centros sanitarios, protectoras, laboratorios y dem√°s. Tanto la patronal Ceve (Confederaci√≥n Empresarial Veterinaria Espa√Īola) como los sindicatos CC.OO. y UGT se mostraron este jueves satisfechos por el acuerdo.

La normativa fija m√≠nimos inexistentes hasta ahora, como categor√≠as y un salario m√≠nimo.¬†‚ÄúEs un d√≠a hist√≥rico. Por fin ponemos orden a un sector que no lo ten√≠a, que siempre hab√≠a desatendido las cuestiones de car√°cter empresarial‚ÄĚ, se√Īal√≥ este jueves Sebasti√† Rotger, presidente de la patronal. ‚ÄúEl convenio es de suma importancia, supone un gran avance para los trabajadores porque pone fin a la ¬≠precariedad y a reiterados abusos laborales que ha padecido el colectivo. Los salarios estaban un 57% por debajo de la media espa√Īola‚ÄĚ, apunt√≥ Mar√≠a Victoria G√≥mez, secretaria del departamento de Sanidad y Sector sociosanitario de CC.OO.

Entre los principales puntos de acuerdo, destaca la fijaci√≥n de categor√≠as profesionales (auxiliares, t√©cnicos, universitarios) y el establecimiento de un salario m√≠nimo de 14.000 euros brutos al a√Īo. Los sindicatos tambi√©n celebran que la normativa incluya una subida de los salarios del 2% al a√Īo. Adem√°s, el convenio establece un m√°ximo de horas de trabajo al a√Īo: 1.780 frente a las 1.826 que fija el Estatuto de Trabajadores. Tambi√©n incluye un l√≠mite de 80 horas extraordinarias al a√Īo.¬†Para la patronal, estas reglas suponen una herramienta para frenar la competencia desleal entre los centros veterinarios, porque fija unos m√≠nimos que todos deben respetar.

Por otra parte, el convenio fija reglas sobre salud y riesgos en el entorno laboral y acciones para fomentar la formación. Además, ambas partes destacaron el reconocimiento de un estatus sanitario propio a todo el colectivo veterinario, un hecho que permite a todos sus trabajadores ser dependientes de la administración sanitaria.