Las elecciones celebradas ayer han confirmado el segundo mandato de Inmaculada Ibor al frente del Colegio de Veterinarios de Valencia (ICOVV). Su candidatura ‚Äďla √ļnica conjunta- sali√≥ refrendada en su totalidad. A los comicios se present√≥ una segunda candidatura individual, la de la colegiada Laura L√≥pez, que lo hac√≠a para aspirar a vocal de la junta pero que no result√≥ elegida. ¬†El nuevo √≥rgano de gobierno elegido presenta tres novedades sobre la junta saliente y a√ļn en funciones: se trata de Joaqu√≠n G√≥mez (procedente del sector agropecuario), Fernando Marquina y Jacobo Giner (ambos ejerciendo la cl√≠nica de peque√Īos animales). Completan este equipo multidisciplinar y repiten de la anterior etapa: Mar√≠a Vitoria (cl√≠nica), como secretaria, y, como vocales, Julio M√°√Īez (Salud P√ļblica); Santiago Peris (Cl√≠nico) y Rosa Ibor (S. P√ļblica). En este a√Īo, adem√°s, el ICOVV inaugurar√° y comenzar√° el traslado a su nueva sede, m√°s c√©ntrica y situada entre el MUVIM y la antigua Delegaci√≥n del Ministerio de Hacienda, en la calle Guillem de Castro y comenzar√° a trabajar en los actos para celebrar en octubre el 125 aniversario de la entidad considerada decana de los colegios de veterinarios de Espa√Īa. Ibor ha agradecido a L√≥pez su ‚Äúcompromiso‚ÄĚ con la entidad y le ha transmitido personalmente que ‚Äúespera que siga colaborando y realizando nuevas aportaciones‚ÄĚ.¬†

Ibor ser√° as√≠, cuando se cumpla el plazo estatutario establecido para las alegaciones y se consume el traspaso de poderes, la vig√©simo primera presidenta del ICOVV. Tras las elecciones de mayo de 2017 fue ya, de hecho, la primera mujer en presidir una entidad que, a cierre de 2021, ya era mayoritariamente femenina, con un 64% de colegiadas, un porcentaje sensiblemente superior a la media nacional, del 52%. El ICOVV es, con casi 1.900 colegiados y 433 centros veterinarios distribuidos por toda la provincia, una de las corporaciones de mayor peso dentro de la Veterinaria as√≠ como del conjunto del √°mbito sanitario. ‚ÄúAtravesamos por un momento crucial. El ICOVV debe ser un instrumento que aporte valor al profesional veterinario, que atienda lo que nos demanda la sociedad, que avance hacia la sostenibilidad en la ganader√≠a, hacia un mayor bienestar animal, alimentos m√°s seguros y hacia la excelencia en la cl√≠nica veterinaria‚ÄĚ, ha se√Īalado Ibor como principales retos.

El nuevo equipo de gobierno se present√≥ a los comicios con un programa de trabajo para los pr√≥ximos 5 a√Īos ¬†¬†¬†‚Äďseg√ļn los actuales estatutos- dividido en seis grandes √°reas de trabajo: 1) La dedicada a la mejora del propio colegio, con la ‚Äútransparencia, participaci√≥n y digitalizaci√≥n‚ÄĚ como ejes; 2) La promoci√≥n y defensa de la profesi√≥n ‚Äďpriorizando la lucha contra el intrusismo, una formaci√≥n especializada y ‚Äėemergentes figuras‚Äô como la del veterinario municipal y el de explotaci√≥n (en ganader√≠a)-; 3) Impulsar la investigaci√≥n ‚Äďmejorando los premios existentes, con m√°s becas y re-conocimiento de las especialidades veterinarias e impulsando la nueva Academia de Ciencias Veterinarias de la CV-; 4) En favor de la renovaci√≥n al tiempo que del reconocimiento a la experiencia -con programas de mentoring para nuevos colegiados, formaci√≥n dirigida a una mayor empleabilidad, desarrollo de la figura del pre-colegiado universitario o actividades espec√≠ficas para jubilados; 5) El trabajo por la excelencia en la pr√°ctica cl√≠nica ‚Äďcon sistemas y protocolos de calidad para los centros, formaci√≥n para su digitalizaci√≥n, atenci√≥n a la salud mental o prevenci√≥n del burn out- y 6) En cuanto a la ganader√≠a, la seguridad alimentaria, la salud p√ļblica y el medio ambiente ‚Äďapoyar el concepto ‚Äėde la granja a la mesa‚Äô, trabajar por el reconocimiento del veterinario como profesional sanitario, garantizando el acceso a las ofertas de la Administraci√≥n en Salud P√ļblica y mejorando la formaci√≥n adaptada a tal fin.