Titulares
Manifiesto-boehringer

El enfoque One Health prioriza la mejora del bienestar animal y el avance imparable de la protección de los animales

Visualizaciones: 18
  • La mejora del bienestar animal es actualmente una de las principales demandas de los consumidores. Uno de cada dos indica que el bienestar es muy o bastante importante en su decisión de compra de carne o embutidos*.
  • “La leche de vaca es la que más ha crecido en certificación de bienestar animal y las grandes marcas usan estos criterios para seguir siendo competitivas”, afirma Pol Llonch, investigador en bienestar animal en la UAB.
  • El bienestar animal es uno de los seis principales retos que recoge el Manifiesto: Desafíos del siglo XXI en prevención, bienestar y salud animal impulsado por Boehringer Ingelheim

La creciente preocupación del consumidor por el bienestar animal se ha convertido en una demanda social. Un reto mayúsculo en el camino hacia el enfoque One Health, pero también una oportunidad para el sector ganadero y para los animales de compañía, donde un mejor bienestar repercute también en la salud y seguridad de quienes les rodean.

Pol Llonch, investigador en bienestar animal en el Departamento de Ciencia Animal y de los Alimentos de la Universidad Autónoma de Barcelona, no duda en afirmar que “el bienestar animal juega un papel importante en la perspectiva One Health, por el hecho de que, si los animales gozan de un bienestar adecuado, esto mejora también su estado de salud. Incluso yendo más allá de esta asociación, en el enfoque One Welfare se justifica que el bienestar animal está asociado al bienestar humano y del medio ambiente”. Un bienestar que no se refiere únicamente a salud, sino que abarca factores como alimentación, estado emocional o confort, tanto térmico como físico.

En este sentido, nos enfrentamos a varios desafíos. Por un lado, hay un objetivo previo a la mejora del bienestar: perfeccionar la medición de forma objetiva. “Encontrar indicadores fiables, y objetivos que permitan evaluar el bienestar científicamente”, tal como señala Pol Llonch. Para ello, el protocolo Welfare Quality fue la base que permitió avanzar en la medición de las condiciones en las que se encuentran los animales de una forma cuasi objetiva y cuantitativa. Sin embargo, presenta limitaciones, ya que se basa en un análisis focal, aporta información de problemas existentes y agrega distintos indicadores para lograr una perspectiva general. Todavía queda un largo camino por recorrer que permita realizar una evaluación continua y un análisis individual que integre información de cada animal para, después, transformarla en un análisis global y preciso.

Por otro lado, existe la necesidad de “equiparar lo que espera la sociedad española en cuanto a bienestar animal, que espera unos estándares muy elevados, con los que los ganaderos, productores y veterinarios pueden ofrecer”.

Además, a esto se suma la posibilidad de integrar la tecnología haciendo uso de un sinfín de herramientas que facilitan y proporcionan información al detalle del estado de los animales. Información de gran utilidad para el ganadero y el veterinario que, a su vez, puede ser empleada para comunicar al consumidor con transparencia.

La legislación avanza en favor de la protección

A nivel de legislativo, la normativa de protección de los animales es común en los países de la Unión Europea. “A finales del siglo XX, principios del XXI, creció muchísimo la presión legislativa sobre productores y ganaderos en pro del bienestar de los animales. En los últimos años, se ha dado un respiro para que el sector productivo se adapte a esos cambios legislativos”.

Pero la presión no llega únicamente por las exigencias legales, sino que viene con fuerza por parte de los consumidores y la implementación de sellos de certificación en bienestar. Es aquí, donde “España no se queda al margen y es actualmente uno de los países europeos donde la certificación está creciendo más”.

El sector lácteo como paradigma de la certificación en bienestar

Con continuos cambios en el sector ganadero, Pol Llonch plantea el caso de la leche de vaca como paradigma de la creciente certificación en bienestar. “Es la que ha crecido más en certificación en bienestar animal. Poco a poco, las marcas han ido incorporando criterios de bienestar para seguir siendo competitivas, buscando el favor de un consumidor cada vez más sensibles en el cómo se produce la leche”.

Esto afecta a la totalidad del sector, ya que “aquellas marcas que no certifican están perdiendo competitividad frente a las otras y, de algún modo, se establece un nuevo punto de partida donde se asume que el bienestar animal está presente en la mayoría de explotaciones de vacas de España”.

Juntos hacia el enfoque One Health: desafíos del siglo XXI

Elena Gratacós, directora gerente de Boehringer Ingelheim Animal Health España, asume como propio el compromiso con el bienestar animal y manifiesta la apuesta de “la compañía por la prevención. Porque anticiparse es la mejor manera de mejorar la salud de los animales y, de este modo, proteger la salud de las personas. Así lo concebimos en un ámbito en el que se debería promocionar el uso de indicadores basados en el animal, tratando de alcanzar la evaluación individual y la anticipación”.

Una vez más, el bienestar animal no puede desligarse de otras cuestiones como la detección precoz, la vacunación o el uso responsable de antibióticos, entre otros. Asuntos que se recogen en el Manifiesto: Desafíos del siglo XXI en prevención, bienestar y salud animal. Una iniciativa impulsada por Boehringer Ingelheim Animal Health España en la que ha participado Joaquim Segalés junto a expertos como Luis Ortega, José Manuel Sánchez-Vizcaíno, Cristina Muñoz, Pol Llonch y Luis Miguel Cebrián.

Este Manifiesto apuesta por el concepto One Health como una realidad que ya es prioritaria. Presente y futuro juntos en la promoción de vínculos entre bienestar humano y animal en equilibrio con el medio natural.

 

¿Quieres ver el testimonio completo de Pol Llonch y del grupo de expertos que han elaborado el proyecto? https://youtu.be/ocW-puH7EbY

 

¿Quieres saber más sobre los desafíos en prevención, bienestar y salud animal a los que nos enfrentamos? Accede a la versión digital del Manifiesto aquí: www.boehringer-ingelheim.es

 

*Según los indicadores de compra y consumo de productos cárnicos 2019 publicados por la Federación Empresarial de Carnes e Industrias Cárnicas.

 

 

Las vidas de los animales y los seres humanos están interconectadas de maneras profundas y complejas. Sabemos que cuando los animales están sanos, los humanos también lo están. En todo el mundo, nuestros 9.700 colaboradores se dedican a ofrecer valor a través de la innovación, mejorando así el bienestar de ambos.

El respeto por los animales, los seres humanos y el medio ambiente está en el centro de lo que hacemos. Desarrollamos soluciones y proporcionamos servicios para proteger a los animales de enfermedades. Apoyamos a nuestros clientes en el cuidado de la salud de sus animales y protegemos a nuestras comunidades contra enfermedades que amenazan la vida y la sociedad.

Boehringer Ingelheim Animal Health es el segundo mayor negocio de salud animal del mundo, con unas ventas netas de 4,1 billones de euros en 2020 y presencia en más de 150 países.

Para obtener más información, visita: www.boehringer-ingelheim.es/salud-animal

 

Comentarios: 0

 

 

Esta Web incluye contenidos técnicos destinados exclusivamente a veterinarios. 

 

Para poder continuar debe confirmar que es veterinario haciendo click en el botón correspondiente.

A %d blogueros les gusta esto: