Titulares
vetia-javier-marcos-vacuna

Vetia Animal Health presenta PORVAXIN® Parvo+Ery

Visualizaciones: 165

Entrevistamos a Javier Marcos Sainero, Director Técnico de Vetia Animal Health, para conocer todas las novedades que  ofrece PORVAXIN® Parvo+Ery, la nueva vacuna inactivada frente a la  parvovirosis y el mal rojo porcino, que viene a reforzar su línea de biológicos porcino compuesta por COLIDEX-C e IBERITEX.

Producción Animal: La parvovirosis porcina afecta principalmente a las cerdas, pero ¿qué problemas causa a este tipo de animales?

Javier Marcos: En realidad, la parvovirosis porcina resulta banal para los cerdos adultos. Realmente la repercusión que tiene en las cerdas preñadas está relacionada con ese estado de producción ya que hasta los 70 días de gestación, más o menos, produce muerte y reabsorción de los embriones o fetos de poca edad o momificación de los fetos en el caso de que su desarrollo sea mayor.

Producción Animal: ¿Cuáles son los efectos o signos clínicos de la infección por Erysipelothrix rhusiopathiae?

Javier Marcos: La enfermedad que produce E. rhusiopathiae es el conocido mal rojo del cerdo. Esta es una enfermedad en la que tenemos una experiencia de décadas ya que Vetia Animal Health también comercializa IBERITEX, vacuna monovalente frente al mal rojo que goza de un enorme prestigio en la producción de cerdo ibérico desde mucho tiempo atrás. Esta enfermedad se caracteriza por ser un proceso febril, de curso agudo que causa anorexia, postración y unas lesiones peculiares en la piel, consistentes en manchas enrojecidas y oscuras, con formas geométricas muy bien definidas. La enfermedad cursa con rapidez en forma de brote que acaba causando bajas si no se tratan los animales afectados y en ocasiones evoluciona a la cronificación, en cuyo caso, además de las lesiones de la piel, aparecen lesiones inflamatorias en las articulaciones y proliferativas en el endocardio. Estos animales acaban creciendo muy lentamente y siendo decomisados a la hora de su sacrificio porque sus carnes se clasifican como exudativas. En hembras gestantes puede ocasionar abortos. 

“El adyuvante es clave para evitar que la vacunación de las reproductoras en la mitad de su lactación cause efectos adversos que puedan disminuir la enorme cantidad de leche que, en ese momento, tienen que producir diariamente para que sus camadas sean destetadas en su día, con un rendimiento apropiado para el ganadero”.

Producción Animal: La enfermedad del mal rojo siempre ha estado muy asociada al Cerdo Ibérico. ¿Deberíamos vacunar también a los cerdos de capa blanca?

Javier Marcos: Todos los cerdos son susceptibles de padecer el mal rojo. En el cerdo ibérico ocurre que su forma de explotación, las edades y pesos a los que se lleva a los animales al sacrificio, la exposición a la intemperie y otros factores hace que en esta raza el mal rojo sea más frecuente y más grave. En el cerdo de capa blanca la frecuencia y la gravedad de la enfermedad es menor, pero si se produce algún brote los daños que provoca son muy cuantiosos. La conveniencia de vacunar siempre la debe tomar el veterinario de explotación, pero se recomienda hacerlo cuando los antecedentes de la granja indican que es necesario.

Producción Animal: Como ya sabemos, el adyuvante es un elemento clave en cualquier vacuna. ¿Qué tipo de adyuvante han utilizado en esta vacuna y qué ventajas ofrece?

Javier Marcos: PORVAXIN® Parvo+Ery está basada en un adyuvante específico de hidróxido de aluminio que modula la presentación de los antígenos y la generación de inmunidad en los animales vacunados. El adyuvante es clave para evitar que la vacunación de las reproductoras en la mitad de su lactación cause circunstancias que puedan disminuir la enorme cantidad de leche que, en ese momento, tienen que producir diariamente para que sus camadas sean destetadas en su día, con un rendimiento apropiado para el ganadero. Si las cerdas vacunadas reaccionaran inapropiadamente a la vacunación producirían menos leche y sin ésta, el lechón no puede crecer. 

Producción Animal: ¿Qué particularidades tiene la fabricación de esta vacuna?

Javier Marcos: Esta vacuna requiere la obtención de sus dos antígenos por separado y se parte de cepas, tanto del virus como de la bacteria, exclusivos para ella.

En el caso del virus se trata de la cepa de Parvovirus suis CAPM V198, strain S-27 que es replicado en línea celular estable EFN-R para una conveniente seguridad biológica. El proceso de inactivación se realiza conservando la capacidad inmunógena de la fracción de la cápside del virus que resulta protectora en la vacuna.

Erysipelothrix rhusiopathiae también está representado por una cepa exclusiva en esta vacuna. Concretamente se trata de la cepa 2-64 del tipo 2. También en este caso el éxito inmunológico radica en gran medida en que la inactivación no destruya o modifique los antígenos claves para la protección que debe conferir esta vacuna frente al mal rojo.

Ambos antígenos son dosificados, mezclados y adyuvantados para que cada dosis cumpla con la especificación definida.

Porvaxin-Parvo-Ery
Porvaxin-Parvo-Ery

Producción Animal: ¿Qué pauta vacunal recomiendan?

Javier Marcos: Una de las claves de esta vacuna es la pauta de vacunación para cada estado de producción. Resulta crucial que las cerdas primerizas lleguen inmunizadas correctamente a su primera gestación. Cuando las primerizas están en esta edad son muy susceptibles al mal rojo y si fueran seronegativas a parvovirus porcino, se podría establecer en ellas la infección por este patógeno causando estragos en las gestaciones. Las primerizas deben ser vacunadas antes de la cubrición, se les debe aplicar dos dosis, 6 semanas y 3 semanas antes de la cubrición. En las cerdas multíparas, 3 semanas antes de cada cubrición, siendo recomendable que no se espacien las revacunaciones más de 6 meses.

Producción Animal: ¿Podría darnos alguna cifra o estimación del retorno de la inversión de esta vacuna?

Javier Marcos: La gravedad de las enfermedades que previene esta vacuna y su pequeño costo por cabeza, hace que si se produjera un pequeño brote de mal rojo en las cerdas primerizas o hubiera una disminución típica de la prolificidad de las reproductoras, por un pequeño pase de parvovirosis, las cifras de pérdidas ocasionadas representarían sin duda los gastos de la vacunación de una explotación media durante más de un año. En nuestra opinión, las explotaciones deben tener su objetivo en obtener unas magníficas producciones y no en el ahorro en la vacunación frente a dos enfermedades tan amenazadoramente ubicuas como son el mal rojo y la parvovirosis.

Producción Animal: La seguridad es otro factor muy importante en una vacuna. ¿Qué podría comentarnos sobre la seguridad de PORVAXIN® Parvo+Ery?

Javier Marcos: Con esta vacuna ponemos el acento en la exclusividad de los antígenos utilizados en ella y en el desarrollo específico de un adyuvante cuya tolerancia en las cerdas no interfiera con sus producciones, especialmente en lo que se refiere al peso de los lechones al destete sin detrimento de su eficacia.

Comentarios: 0

A %d blogueros les gusta esto: