Comentamos con Cristina Muñoz las claves del Plan Nacional frente a la Resistencia a los Antibióticos

Visualizaciones: 400

En esta edición especial sobre uso racional de los antibióticos no podía faltar la visión de la Administración sobre la problemática de las resistencias a los antimicrobianos. Por este motivo hemos considerado de interés para nuestros lectores entrevistar a Cristina Muñoz, coordinadora del Plan Nacional frente a la Resistencia a los Antibióticos (PRAN) en el Departamento de Medicamentos Veterinarios de la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS), que ha tenido la amabilidad de contestar a nuestras preguntas y aclararnos algunas dudas sobre los aspectos más importantes del PRAN.

Producción Animal: ¿Qué factores son los que nos han llevado a la situación actual?

Cristina Muñoz: La resistencia a los antibióticos es una de las amenazas más serias para la salud pública en la actualidad. Se calcula que cada año unas 25.000 personas mueren en Europa como consecuencia directa de infecciones causadas por bacterias multirresistentes, una cifra que podría alcanzar las 390.000 muertes en tan sólo 35 años si no actuamos con suficiente rapidez. Nos enfrentamos a un problema global y multifactorial con diferentes causas. Entre ellas destacan el uso inadecuado y excesivo de los antibióticos en medicina humana y veterinaria y la transmisión de resistencias, una cuestión en la que no sólo se ven implicadas la salud humana y la sanidad animal, sino también el medio ambiente y la alimentación.

El uso inadecuado de los antibióticos  facilita la aparición y la propagación de bacterias resistentes por procesos de tanto peso en la naturaleza como la selección natural. Las bacterias sensibles son destruidas cuando se exponen a los antibióticos, mientras que las bacterias resistentes siguen creciendo y multiplicándose, a la vez que transmiten a otras los mecanismos de resistencia. Estas bacterias resistentes pueden diseminarse y causar infecciones frente a las cuales los antibióticos no volverán a ser eficaces. Así, el avance de este problema podría cambiar nuestra vida por completo, poniendo en riesgo procedimientos médicos tan comunes como la cirugía mayor, los trasplantes de órganos o la administración de quimioterapia.

P. A.: ¿Cuál es la posición de España frente al resto de países europeos en relación al consumo de antibióticos en ganadería? 

C. M.: De acuerdo con los datos del informe ESVAC (European Surveillance of Veterinary Antimicrobial Consumtion) publicado en octubre de 2016, España se sitúa a la cabeza de la Unión Europea en ventas de antibióticos de uso veterinario. Destaca dentro de la cifra total el alto consumo de fluoroquinolonas y colistina, antibióticos considerados de importancia crítica para la salud humana. En el análisis de esta situación debe tenerse en cuenta que España aporta cada año a este informe los datos de ventas de antibióticos proporcionados voluntariamente por los laboratorios farmacéuticos, por lo que los datos deben analizarse con precaución; hasta que no tengamos datos de consumo en granja y por especies no tendremos una fotografía real de la situación en el campo.

Para ajustar esta información con exactitud, entender mejor la situación y diseñar soluciones efectivas que reduzcan el consumo, el Plan Nacional frente a la Resistencia a los Antibióticos (PRAN) está trabajando en la implementación de sistemas de recogida de datos que incluyan los de distribuidores y granjas. A esta mejora contribuirá muy significativamente la receta electrónica.

P. A.: ¿Cuáles son los objetivos principales del Plan estratégico y de acción para reducir el riesgo de selección y diseminación de la resistencia a los antibióticos?

C. M.: El Plan Nacional frente a la Resistencia a los Antibióticos (PRAN) fue aprobado en 2014 como respuesta a la comunicación de la Comisión Europea que en noviembre de 2011 solicitó a los Estados miembros un plan de acción sobre resistencias antimicrobianas. España es, por lo tanto, uno de los doce países de la Unión Europea que cuenta con un plan estratégico en esta área. El objetivo principal es reducir el riesgo de selección y diseminación de resistencia a los antibióticos y preservar así la eficacia del arsenal terapéutico existente, lo que redundará en beneficio de todos y cada uno de nosotros.

Coordinado por la Agencia Española del Medicamento y Productos Sanitarios (AEMPS), el PRAN se ha diseñado considerando el hecho de que la selección y diseminación de resistencia a los antibióticos es un problema complejo y multifactorial, por lo que es necesario plantear soluciones multisectoriales bien coordinadas. Esta necesidad ya se puso de manifiesto en la Asamblea General de las Naciones Unidas (ONU) que se celebró el pasado mes de septiembre: en este encuentro, por primera vez, los líderes mundiales se comprometieron a adoptar una estrategia  coordinada para abordar las causas fundamentales del problema desde un enfoque “One Health”, implicando como “una única salud” a la salud humana, la sanidad animal y el medio ambiente. De acuerdo con este enfoque integrador, en el PRAN participan en estos momentos todas las comunidades autónomas; 6 ministerios; 70 sociedades científicas, colegios profesionales y universidades; y más de 230 colaboradores expertos.

P. A.: Nos gustaría conocer con un poco de detalle en qué consisten las 6 líneas estratégicas comunes de este Plan. 

C. M.: El PRAN se estructura en seis líneas estratégicas comunes para la salud humana y la sanidad veterinaria, subdivididas a su vez en medidas y acciones concretas. Esta estructura se ha diseñado considerando siempre el mencionado enfoque “One Health” o de “una única salud”. Las líneas estratégicas que engloban todos los ámbitos de la lucha para reducir el riesgo de selección y diseminación de la resistencia a antibióticos son:

1. Vigilancia del consumo de antibióticos y de la resistencia a los antibióticos

2. Control de la resistencia a los antibióticos

3. Prevención del uso de antibióticos y de aparición de resistencia

4. Investigación en nuevos antibióticos y resistencias

5. Formación a niños, estudiantes y profesionales en materia de resistencia a los antibióticos

6. Comunicación del riesgo de aparición de resistencia y del peligro del uso inadecuado de los antibióticos

P. A.: ¿Qué ministerios están implicados? 

C. M.: En estos momentos, el PRAN cuenta con la participación de  representantes de 6 Ministerios (Sanidad, Agricultura, Economía, Educación, Interior y Defensa). Los datos de participación del plan reflejan el esfuerzo integrador y movilizador de esta estrategia, que se mantiene permanentemente abierta a seguir incorporando colaboradores que sumen esfuerzos y amplíen la lista de logros alcanzados. La gravedad y la urgencia del problema así lo requieren.

P. A.: ¿Qué papel juega la receta electrónica en este Plan? 

C. M.: Con el lanzamiento de la receta electrónica se pretende conocer el consumo de antibióticos por especies a nivel de granja en la práctica veterinaria. Se trata por lo tanto de una iniciativa que contribuirá de manera notable a mejorar la información con la que contamos sobre la situación del consumo y, por lo tanto, ayudará a diseñar soluciones más efectivas para reducir este dato.

En paralelo, el Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente (MAPAMA) está desarrollando un Real Decreto para la transmisión electrónica de datos de las prescripciones veterinarias de antimicrobianos destinados a animales productores de alimentos para consumo humano, que nos permitirá obtener estos datos y así poder tomar medidas dirigidas a solucionar problemas concretos que identifiquemos.

P. A.: ¿Cuál es la metodología de trabajo que se va a implantar? 

C. M.: Desde el PRAN recomendamos el uso de sistemas de prescripción online, ya que nos parece mucho más eficaz. En cualquier caso, lo que nosotros vamos a recoger son los datos que se aporten a la base de datos central, desarrollada por el MAPAMA, para dar cumplimiento al RD antes mencionado. Una vez que tengamos estos datos, los analizaremos para obtener conclusiones en relación a cual es la situación real en el campo y, en función de esto, proponer las medidas correspondientes para modificar y mejorar la situación.

P. A.: ¿Qué acogida está teniendo? ¿Se ha conseguido concienciar a todos los actores implicados de la dimensión de este problema?

C. M.: En primer lugar, debemos resaltar la gran acogida y apoyo que tenemos desde todos los sectores implicados. Desde 2014 el PRAN trabaja en colaboración con todos los actores involucrados en este grave problema, a través de diferentes iniciativas que han puesto de manifiesto el compromiso del sector con la búsqueda de soluciones. En el área veterinaria, se han alcanzado logros tan significativos como la mejora del sistema nacional de recogida de datos de ventas de antibióticos y la firma del Acuerdo Voluntario para la Reducción del Uso de Colistina en el sector del porcino.

Los cursos de formación de profesionales de la sanidad animal que se han puesto en marcha en el marco del PRAN están contribuyendo en buena medida a la concienciación sobre la importancia del uso prudente de los antibióticos. El Plan Nacional continuará trabajando en estas líneas con el imprescindible apoyo de ganaderos y veterinarios, protagonistas en la puesta en marcha de soluciones frente a un problema que afecta a la salud de todos.

Comentarios: 0

A %d blogueros les gusta esto: