improvac-china

China confirma que no existen restricciones para la importación de productos de carne de cerdos vacunados con Improvac®

Visitas: 156

Zoetis se reunió con la Asociación de Inspectores de Alimentos China (CIQA – China Entry-Exit Inspection and Quarantine Association) en el marco de la 3ª Exposición Internacional de Alimentos, Carne y Productos Agropecuarios de China, conocida como China FMA, que se celebró en Guangzhou. Una reunión en la que la compañía líder mundial en salud animal y la Asociación China conversaron sobre la situación del bienestar animal en la producción porcina europea y cómo afecta esta al comercio mundial de la carne de cerdo en general, y China en particular.

Durante la misma, la CIQA informó sobre los planes de mejora del bienestar animal del gobierno chino, así como la nueva regulación ambiental, y expresó el deseo de establecer medidas de bienestar animal cada vez más estrictas en el país. En este sentido, se hizo especial hincapié en la aceptación o no de cerdos castrados sin emplear anestesia; e igualmente se discutió el planteamiento alemán que exige el fin de la castración de los lechones sin anestesia a partir del 1 de enero de 2019.

Entre las alternativas a la castración física ocupó un lugar destacado la vacuna contra el olor sexual del macho, Improvac®, de la que Zoetis proporcionó documentos que detallaban su modo de acción, así como los informes oficiales de seguridad para el consumidor elaborados por la Agencia Europea del Medicamento (EMA).

Así, CIQA aseguró que “los criterios de seguridad y calidad de la carne de cerdo importada son los mismos que para la carne de cerdo originada en el mercado interno, y en China no existe ninguna reglamentación que restrinja la importación de productos de carne de cerdo procedentes de cerdos vacunados con Improvac®”.

Improvac®, la vacuna frente al olor sexual de la carne de cerdos machos, fue autorizada en China en 2009, y en 2015 se renovó su licencia. En la actualidad, numerosos productores de cerdos integrados de China están empleando la vacuna como alternativa a la castración física, ya que es una práctica acorde con el bienestar de los animales y mantiene la calidad del producto final.

Comentarios: 0

A %d blogueros les gusta esto: