Algunos aspectos sobre el control de la coccidiosis ovina

Visualizaciones: 1147

Javier Moreno Gonzalo e Ignacio Ferre Pérez
Grupo SALUVET, Universidad Complutense de Madrid

El término “coccidiosis ovina” se emplea comúnmente para denominar a la infección producida por varias especies de protozoos del género Eimeria, que se desarrollan en el intestino de las ovejas y que cursa con signos clínicos digestivos, principalmente, en los animales más jóvenes. No obstante, debe recordarse que en sentido estricto estas parasitosis deberían denominarse “eimeriosis”, puesto que el término coccidiosis incluye también a otros géneros y especies de la subclase Coccidia, como son Cryptosporidium, Toxoplasma y Neospora, en esta misma especie animal. Sin embargo, se utilizará el término coccidiosis ovina al ser éste el más difundido.

Ciclo biológico de las Eimeria spp.
Ciclo biológico de las Eimeria spp.

La coccidiosis ovina es un proceso cosmopolita que puede estar asociado a significativas pérdidas económicas debido, tanto a infecciones clínicas caracterizadas por una profusa diarrea, como subclínicas que cursan con un descenso manifiesto de la ganancia de peso. La excreción de ooquistes (formas de resistencia) en las heces de los animales parasitados es máxima alrededor del destete, disminuyendo después debido al desarrollo de inmunidad. La cría intensiva, el hacinamiento de los animales, las condiciones higiénico-sanitarias deficientes o cualquier causa de estrés son factores de riesgo en esta enfermedad. Para un diagnóstico correcto del proceso se deben tener en cuenta los signos clínicos, los datos epidemiológicos, la información obtenida en la necropsia y el examen coprológico. El control se basa fundamentalmente en la instauración de medidas higiénicas adecuadas en el periodo de partos y en el destete y en el uso de fármacos anticoccidiósicos.

Leer este artículo completo.

 

Comentarios: 0

A %d blogueros les gusta esto: